Cooperativas

¿Qué es una cooperativa y cómo funciona?

El funcionamiento de una cooperativa se basa en la democracia participativa. Sus miembros, o asociados, no solo son propietarios, sino también gestores activos. Las decisiones clave se toman en las asambleas generales, donde se aprueban estatutos, se eligen autoridades y se consideran aspectos cruciales como la Memoria y Balance. Esta fórmula, basada en la igualdad y la participación, distingue a las cooperativas de otras estructuras empresariales.

Principales Componentes de una Cooperativa

Toda cooperativa está formada por los siguientes aspectos principales:

Los Asociados: Dueños y beneficiarios, su participación influye en la prosperidad compartida.

El Capital: Creado por las aportaciones de los asociados y ampliado mediante la capitalización de excedentes.

La Gestión: Sustentada en la democracia participativa, cada miembro tiene voz y voto en las decisiones clave.

La Actividad Económica: Desde una variedad de sectores, las cooperativas se adaptan a diversas actividades económicas.

¿Qué es una cooperativa?

La Alianza Cooperativa Internacional, en 1995, definió a las cooperativas como «asociaciones autónomas de personas que se unen voluntariamente para satisfacer sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales en común, mediante una empresa de propiedad conjunta y democráticamente gestionada.» Más que una entidad económica, las cooperativas son comunidades centradas en los valores de ayuda mutua, democracia, igualdad, equidad y solidaridad.

Raíces del Cooperativismo: Un Movimiento Nacido en la Revolución Industrial

El cooperativismo moderno nace en Europa durante la Revolución Industrial como respuesta a las duras condiciones laborales. Pioneros como Robert Owen y Charles Fourier propagaron estas ideas, logrando en 1844 la creación de la Cooperativa de Rochdale, precursora mundial. Desde entonces, los principios cooperativos han evolucionado, incorporando la «Preocupación por la Comunidad» en 1995.

Desarrollo del Cooperativismo en Argentina

En Argentina, el cooperativismo llega con la inmigración a fines del siglo XIX. El Dr. Juan B. Justo, fundador de la Cooperativa El Hogar Obrero en 1905, marcó un hito. La primera Ley de Cooperativas se sancionó en 1926, y en 1973, la Ley 20.337, reguladora actual, fue aprobada, con el INAES como órgano de control.

Ventajas del Modelo Cooperativo: Más Allá de la Economía

El modelo cooperativo no solo es una opción empresarial, sino que ofrece ventajas para una economía más justa y sostenible.

Suma de Fuerzas: Cooperar permite fusionar conocimientos y recursos para un beneficio colectivo.

Desarrollo Local: Estimula economías locales y comunitarias, generando un impacto positivo.

Producción Sustentable: Promueve una lógica de producción equitativa y un mercado más justo.

Empoderamiento: Capacita a las personas para tomar control de su economía futura.

¿Qué son los valores y principios cooperativos?

Los valores y principios cooperativos son las normas éticas que enmarcan a las y los asociados para organizar la concreción de sus objetivos comunes. Desde sus orígenes el movimiento cooperativo estableció estas pautas que contribuyen a la creación de las dinámicas necesarias para consolidar a los grupos cooperativos y constituir una genuina organización solidaria.

Ayuda mutua, responsabilidad, democracia, igualdad, equidad y solidaridad.

Estos valores se materializan a través de los siete principios cooperativos. Cada uno actúa como un pilar sólido, creando un sistema integral.

Membresía abierta y voluntaria.

Control democrático de los miembros.

Participación económica de los miembros.

Autonomía e independencia.

Educación, formación e información.

Cooperación entre cooperativas.

Compromiso con la comunidad.

Conoce más sobre los principios y valores del cooperativismo.

Tipos de Cooperativas: Respuestas a Necesidades Específicas

Desde la agricultura hasta la vivienda, las cooperativas abrazan diversas formas para atender las necesidades específicas de sus asociados.

Cooperativa Agropecuaria: La cooperativa agropecuaria está formada por pequeños productores agropecuarios con el fin de obtener maquinarias, insumos y asistencia técnica a mejores precios y condiciones de calidad. Su objetivo es facilitar una mejor inserción en el mercado interno e internacional para sus asociados, promoviendo así el desarrollo económico de sus miembros.

Cooperativa de Provisión de Servicios: Estas cooperativas están integradas por personas que desempeñan un mismo oficio o profesión, como farmacéuticos, almaceneros, taxistas, médicos, entre otros. Su propósito es adquirir insumos específicos al por mayor para ofrecerlos a sus asociados a precios más favorables, buscando mejorar la inserción en el mercado y optimizar los recursos disponibles.

Cooperativa de Crédito: Se componen por personas que necesitan acceder a créditos en condiciones justas y favorables. Estas cooperativas otorgan préstamos con capital propio a tasas de interés moderadas y con facilidades de devolución, promoviendo así el acceso al crédito y el desarrollo económico de sus asociados.

Cooperativa de Vivienda: Los miembros de estas cooperativas buscan acceder a una vivienda propia. A través de modalidades como la autoconstrucción, el ahorro previo y el acceso a créditos, estas cooperativas proveen viviendas a sus asociados, promoviendo la adquisición de vivienda de manera solidaria y cooperativa.

Cooperativa de Consumo:  Integrada por consumidores, la cooperativa de consumo tiene como objetivo abaratar los precios de bienes y servicios para sus asociados. Adquiere productos al por mayor y los distribuye entre sus miembros con un pequeño margen de diferencia, facilitando así el acceso a productos de calidad a precios más accesibles.

Cooperativa de Trabajo: Estas cooperativas están formadas por trabajadores que unen su fuerza laboral para producir y comercializar bienes y servicios. Comparten la propiedad y la gestión de la empresa, promoviendo un entorno de trabajo cooperativo y solidario.

Cooperativa de Servicios Públicos: Está compuesta por usuarios de servicios públicos como electricidad, gas, agua potable, telefonía, entre otros. Estas cooperativas tienen como objetivo brindar servicios esenciales de calidad a precios razonables, gestionados de manera cooperativa y democrática, garantizando así el acceso a servicios públicos para sus asociados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *