Mutualcoop

Compre cooperativo y economía de escala.

A dos años de su lanzamiento, el sistema de compras virtual creado por la Federación Argentina de Cooperativas de Consumo (Facc) asume nuevos desafíos

 

Facilitar estrategias que posibiliten mejoras en los procesos de comercialización de productos de uso familiar es uno de los objetivos fundacionales de la Central de Compras (CC) de la Federación Argentina de Cooperativas de Consumo.

La entidad, que tiene a su mayor referente en la Cooperativa Obrera, gestó un portal online de compras  para que cooperativas y mutuales de consumo puedan fortalecer su competitividad, mejorar la oferta de precios a los asociados y agilizar los intercambios comerciales entre las organizaciones proveedoras y compradoras de modo más directo.

Mientras que en países como Brasil o Italia la organización del cooperativismo de consumo detenta una trayectoria de más de 50 años , en especial en Europa, con entidades que se integran a partir de volúmenes similares de comercialización, la estructura del cooperativismo y el mutualismo de consumo en Argentina es muy particular. En el país hay una gran cooperativa de consumo, la Obrera, y después existe una multiplicidad de entidades de la economía social donde el consumo, como servicio, se lleva adelante pero sin ser la principal actividad. Esta condición fue lo que motivó la necesidad de integrar al sector y “hacer de la Central de Compras un pilar de desarrollo de la economía social vinculada al consumo”, dice Rodolfo Zoppi, titular de la Facc y uno de los impulsores de esta herramienta.  “La base de este comercio minorista está en lograr mayor volumen de compra y trasladar ese beneficio a los asociados”, agrega el dirigente.

El 6 de abril pasado se cumplieron dos años del inicio del sistema de compras online y como parte de su crecimiento  se sumaron productos de marcas líderes a la oferta cooperativa. Zoopi dice que de ninguna manera esta etapa “fue producto de una decisión espontánea”, ni implica romper con la idea inicial del  “elija cooperativo” que propone la red de compras, sino que es parte de la proyección. “Sabemos que no es posible llenar las góndolas de un supermercado sólo con productos de origen cooperativo porque no hay suficiente variedad, por eso se apuesta a crecer de este modo”, resalta.

En su origen, la CC fue el espacio de confluencia de cooperativas agrarias, de producción y de trabajo que ofrecían sus bienes en esta red común hacia todo el país, gestionada desde el portal web de la FACC. 

“En una segunda etapa fuimos agregando productos de pequeñas y medianas empresas proveedoras de la Cooperativa Obrera que fabrican bajo las marcas Ecoop, Cooperativa, Sombra de Toro y Primer Precio”.

El tercer paso fue incorporar hace un mes “los productos de marcas líderes”, detalla el presidente de la FACC. Esta instancia se puso en marcha por ahora sólo con un  grupo de cooperativas de Santa Fe, Córdoba y Santiago del Estero que están integradas a la Central de Compras y forman la Agrupación Santa Rosa, una organización que conformaron para alcanzar escala en sus compras. 

“Las pequeñas cooperativas y mutuales terminan recurriendo al mayorista, al distribuidor o al representante con lo cual hay toda una cadena de costos que se va superponiendo y encarece el producto”, explica Zoppi. El rol de la CC apunta a reducir esa brecha.

“Nosotros siempre privilegiamos el producto cooperativo, nuestro lema es ‘Elegí cooperativo’, pero también hay que reconocer que el consumidor  quiere tener otras marcas. Eso es lo que estamos poniendo ahora a disposición de las cooperativas para que éstas los dispongan a sus asociados al mejor precio posible”.

A la hora del balance, Zoppi se muestra conforme y reconoce que esta nueva etapa “va a permitir demostrar hasta qué punto la integración cooperativa es una herramienta eficiente”.  Aunque “se declame y comprenda su valor, también hay que reconocer que las acciones deben darse con cierto margen porque cada uno de los actores debe ir resolviendo cuestiones particulares. La dirigencia cooperativa debe tener una visión de mediano y largo alcance”, agrega Zoppi en relación a los procesos de integración.

Fuente: colsecornoticias.com.ar